El árbol y su sombra

Si le das la vuelta a la imagen,
es fácil ver otro árbol,
otro tipo de árbol.
Y es que yo creo que son dos árboles en uno,
dos árboles pero de una misma semilla.

Lo increíble es que la copa de uno es la raíz del otro,
la búsqueda de humedad de uno
es la búsqueda de luz del otro.

Primero, el árbol clásico entre nosotros:
copa arriba raíces abajo.
Arraiga en la densidad del subsuelo,
abriéndose paso entre las entrañas de la tierra,
siguiendo el húmedo rastro
de un oasis antiguamente intuido.
Y su copa se abre sin temor al cielo,
abrazando con fuerza la luz y calor del astro solar,
ofreciendo la carne que protege la vida,
el alimento que nutre todo comienzo.

Segundo, el árbol clásico fuera de nosotros:
copa abajo y raíces arriba.
Arraiga en la inmensidad del cielo,
soñando absorber el agua de las nubes,
fijando su estructura lentamente,
en el lugar de paso de todas las ideas.
Y su copa se abre a la experiencia del infierno,
sombreándose en la seguridad de la matriz terrenal,
buscando el calor del núcleo de la Tierra,
escondiendo los frutos secretos para otras vidas.

Y así ambos conforman un yin yang natural,
una unidad inseparable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.