Aleix Mercadé

  • licenciado en Filosofía por la Universitat de Barcelona. 
  • consultas y formaciones de Astrología Psicológica en Cosmograma. 
  • fundador de Astrología Experimental (AE), articulista, traductor, investigador.
  • psicoterapeuta y trainer en PNL.
  • estudiante de Psicología en la Universitat Oberta de Catalunya.
  • experimentos astrológicos en Cosmograma.
  • profesor en el Máster de Desarrollo personal y liderazgo, en Borja Vilaseca Institute (2016-actualidad).
  • talleres en el centro Desarrolla-te con Elma Roura sobre sexualidad tántrica y relaciones de pareja. (2017-actualidad).
  • talleres en la Akademia de Barcelona, Sant Boi y Sabadell (2015-actualidad).

Publicaciones

Conferencias

Radio y otros medios

  • intervención (3:53-6:29) en ‘L’ofici de viure’, en Catalunya Radio, 2017.
  • crónica de una interpretación de carta natal, en Código Nuevo, 2019.
  • artículo sobre 9 formas de amar según la carta natal, en Código Nuevo, 2019.  Artículo comentado (en catalán) en RAC 1, 2019.
  • vídeos (aquí y aquí) en Código Nuevo 2019-20
  • participación en ‘Domingo Astral’, en Radio Pop (Argentina), 2018.
  • conversación sobre “Tipos de amor: la liberación del modelo único” con Sergi Rufi, 2019.
  • entrevista en ‘Hola Marte!’, estableciendo puentes entre espiritualidad y ciencia en Astrología, Argentina, 2018.
  • entrevista en “Luces en la Oscuridad, hablando del camino hacia la demostración astrológica. En Radio R4G, 2020.
  • conversación sobre “profesores y realización personal de los adolescentes” con Esther Andreu, 2019.
  • conversación sobre “Disfrutar sin ansias: 12 maneras de vivir desde el gozo y la paz interior” con Esther Andreu, 2019.
  • conversación sobre “relaciones de pareja: equilibrio femenino y masculino” con Elma Roura, 2017.
  • sección “dolores modernos de cabeza”, podcasts sobre psicología, 2017.
  • entrevista en ‘Caminando por la vida’, en radio Esport (Valencia), 2017.
  • entrevista en el podcast de ‘Encuentra en los otros’, 2017.
  • charla-cena en “Sopars de vida”, en 2017.
  • entrevista y dos programas (Una mirada crítica de la astrología y Astrología en la actualidad) en “Por la senda de Orión”, en Radio Sants Montjuic en 2013.
  • entrevista en Animalidad Consciente, 2012.

Supongo que, en general, me identifico como un motivado de la vida. Buscador incondicional de la verdad más allá (y a pesar) de mi ignorancia, sesgos y ego. Muy sagitario. Amante de la ciencia, el arte y la espiritualidad. Un eterno aprendiz, crédulo escéptico, interdisciplinar apasionado, contradictorio íntegro, ser pensante, sintiente y actuante. Intento huir del pensamiento dogmático y practico a menudo el dudar de lo que se da (y doy) por evidente. 

Hay muchas cosas que me han interesado de pequeño. Me encantaba bailar las canciones de Michael Jackson, me pasaba horas bailando al volver del colegio. También amaba los animales hasta el punto de plantearme ser veterinario o zoólogo, pero una mala experiencia en una clínica veterinaria (donde pude asistir como observador durante semanas en muchas de las visitas y operaciones) me alejaron de todo ello. De pequeño también pasaba mucho tiempo soñando despierto, pienso ahora que eso estimuló mi imaginación, vaya películas me montaba (y a veces todavía en la actualidad), lo cual perjudicó siempre mis valoraciones académicas y me merecieron la fama de ‘empanado’.

Pienso que sobre todo mi padre y mi abuelo me estimularon el amor al saber, la curiosidad infinita. Por ejemplo, recuerdo que desde muy pequeño leía asiduamente todo tipo de revistas de divulgación científica como QUO o Muy Interesante. Me encantaban. Recuerdo que siempre me fascinó la ciencia ficción (pasión que heredé de mi padre), Isaac Asimov sobre todo, y muestra de ello fue la cantidad de libros que leí sobre el tema, incluso una gran cantidad de cuentos que escribí. Yo quería ser astrofísico, lo tenía muy claro, el Universo me parecía tan fascinante y me encantaba la ciencia. Pero mi adolescencia fue muy complicada e infeliz, seguramente guardando relación con el divorcio de mis padres pocos años atrás, experiencia que para mí fue profundamente dolorosa. Por suerte, encontré en el arte y la filosofía mi refugio.

Durante la adolescencia sufrí crisis de sentido vital muy grandes, todo me parecía una mentira. Se me despertaron profundas inquietudes políticas que me llevaron, por pura exploración, a un partido de derechas primero, aunque mi espíritu era el activismo político más radical y de inquietudes sociales (comunista al principio), hasta perfilarme como una especie de punky anarquista revolucionario con gran motivación para buscar el cambio estructural de ese mundo que era un engaño de las élites. Sentía dentro de mí un impulso extremo a destruirlo todo.

La música en esa época era muy importante para mí, mi terapia junto a la escritura, tanto el punk como el metal, aunque también producía música electrónica, incluso tenía un grupo de amigos músicos donde tocábamos. Yo reconozco que no tenía mucha destreza comparado con mis amigos que eran (y son) realmente talentosos. La cuestión es que la angustia existencial que me invadió me hizo abandonar los estudios, era absurdo seguir en toda esa farsa. Siendo menor de edad me puse a trabajar en una fábrica, ahorré un poco y decidí irme de casa sin avisar y a la aventura. Pero poco antes de emprender dicho nuevo camino un contratiempo me hizo abortar, por suerte… porque no sé a dónde me hubiera llevado la vida, estaba siendo demasiado radical. Por la fuerza tuve que regresar a casa (llevaba ya días desaparecido) para estudiar pero el absurdo de la vida me sumió en una profunda depresión (yo tenía que estar trabajando en el campo en el norte de España y no allí estudiando no sé para qué mierdas) así que lo volví a dejar y me puse a trabajar de nuevo varios meses en una fábrica, donde pienso ahora que aprendí a desarrollar el sentido del trabajo. Luego me fui a trabajar otros meses a Irlanda en un supermercado. Volví más animado por experiencias reales aunque la verdad es que seguía muy mal. Estudié el curso que me faltaba para poder acceder a la universidad. Para entonces estudiaba Bachillerato artístico, la creatividad me motivaba pero no había profesión en la que me imaginase. Estaba demasiado mal para pensar en algo así. Pude acabar el curso y hacer la selectividad, como pude. Todavía sueño que tengo que volver a cursar ese curso. Pesadillas.

A los 19 años me matriculé en Filosofía (buscaba respuestas profundas) en la universidad a distancia y a la vez me alisté como profesional al ejército en la Brigada Paracaidista. Por fin me sentí vivo. Toda el entrenamiento inicial lo hice en Murcia (en Jabalí Nuevo) y cuando tenía permisos pasaba los fines de semana (los que no pasaba arrestado por cualquier tontería) vagabundeando por las calles, con mis lecturas, escrituras y música. Fui feliz por fin. Un antes y después. Después de 18 meses, la mayoría en Alcalá de Henares, y de conocer a personas maravillosas, volví a Barcelona, muy fortalecido en cuerpo, intelecto y alma. Estudié presencialmente Filosofía mientras trabajé como vigilante, repartiendo diarios, como becario informático, como cajero en Zara, etc.. Fue una época increíble. Descubrí la astrología solamente llegar gracias a mi mejor amigo, Héctor, y la PNL, gracias a mi madre. Todo ello me ayudó mucho. Tuve por fin mi primera novia, a los 21 años. Mi relación con las mujeres había sido penosa por mis inseguridades y crisis, y lo seguiría siendo durante bastantes años. Era alguien bastante infumable. A partir de aquí mi trayectoria fue de mucho crecimiento, intelectual y personal. Por supuesto, conocí nuevas crisis en el ámbito de las relaciones, verdaderos infiernos, sobre todo de celos por mi parte. El tiempo me llevó a acabar la carrera, desarrollarme como terapeuta de PNL (estuve más de 5 años haciendo consultas) y a estudiar astrología, sobre todo tenía la inquietud por entender qué tipo de conocimiento era y cuánta verdad había en ella. Por ello mi interés en buscar maneras de testarla científicamente. Quién me iba a decir a mí que iba a convertirse en mi profesión principal. Obviaré muchas vivencias en esa época por ser demasiado recientes. Actualmente me preparo para ser psicólogo. Me interesa mucho el sufrimiento humano. Tengo mujer y una hija a las que amo profundamente. Me siento afortunado. Miro atrás y me emociono. El sufrimiento vivido parecía imposible de revertir. Puedo decir que de alguna manera se transformó mi infierno y ahora trato de desarrollar maneras de replicar lo mismo en otras personas (y en mí cuando aparece puntualmente).

Captura de pantalla 2018-07-08 10.23.19.png

Utilizo a menudo la palabra “infierno” entendida psicológicamente más allá de su significado en el contexto de las religiones. Mis ideas sobre ‘Dios’ incluyen puntos de vista de pensadores y teólogos de diversas religiones, filosofías y sensibilidades espirituales. Así pues, dicho esto, para mí el infierno es una palabra que denota aquello oscuro que está aquí entre y dentro de nosotros, y que es inherente a la vida (como lo es la muerte). El infierno es todo aquello que nos hace sufrir, que nos magnetiza a permanecer allí donde el dolor y la decadencia se convierten en nuestro hogar. El infierno es el testigo de un dolor causado por no saber soltar aquello que engañosamente nos promete el paraíso.

11100159_349243325282477_5761754419015191188_n.jpg

Desde joven he explorado el mundo de las emociones extremas, los conflictos morales, el arte experimental, el inconsciente, los duelos, el control y sometimiento de los deseos, las crisis existenciales y catarsis, la sexualidad profunda, los secretos no revelados, el mundo oculto que nadie relaciona con la luz. Todo ello me motiva a buscar conocimientos y herramientas que me permitan transformar el infierno en algo saludable y luminoso.

Paolo_Uccello_047 (1)

Así como San Jorge mataba al dragón, yo me reconcilio con él, busco establecer empatía y comprensión con nuestros demonios internos. Simpatizo con el pecado. Reconozco su poder ancestral, su humanidad y mi miedo. Y es así que he procurado siempre conocer y dominar aquello que me amedrenta, aquello que a la hora de la verdad se descubre desesperadamente más aterrorizado que yo.

En definitiva, me he preparado (y me preparo) todo lo que he podido para tener herramientas y poder sublimar toda esta naturaleza oscura en algo poderoso y bueno, para poder transformar el infierno en un sostenido paraíso.

970527_150433365163475_930938019_n