Cuatro escritos de ciencia-ficción de mi adolescencia

No sé por qué pero hoy me he levantado dispuesto a publicar algunos escritos de mi juventud. Antes me apasionaba escribir ciencia ficción.

la Tierra de noche europa africa orienteEl siguiente texto lo escribí con 14 años y en catalán (se titulaba “Mal d’orella… i de cap”). Con él gané un tercer puesto en los juegos florales de ese año y de mi categoría. Más tarde también lo utilicé para mi novela Newterrics como otro ejemplo de “newpass”.

     Nada me podía detener, o era lo que yo creía. Estaba dispuesto a que, fuera como fuer,a mi vida cambiara radicalmente. Este deseo de cambio inmediato lo había causado mi situación social por el sólo hecho de ser negro lo cual por ello ya perdía la mitad de mis derechos. Yo era catalán pero de descendencia africana, o sea, un negro. Por eso intentaba aliviar mi presencia molesta por mucha gente tiñiéndome de rubio el cabello. Y si añadía unas lentillas de ojos azules creaba una sensación agradable y un aire bastante occidental. Al menos me libraba de muchas miradas desafiantes y peligrosas que había provocado la xenofobia y el racismo, el único problema que quedaba por solucionar en el mundo. Sin embargo, laboralmente estaba bastante bien situado y la vida me había tratado bien, pero yo aspiraba a nuevas experiencias, a nuevas sensaciones y sobre todo lo que realmente buscaba era mi definitiva aceptación social. Sigue leyendo

El infierno de Dante

Durante mi vida literaria siempre he intentado buscar un hilo conductor que guíe mis lecturas. El libro que me llevó a leer La Divina Comedia fue la novela American Psycho de Bret Easton Ellis, que retrata la élite social  norteamericana de los 90 de una forma repulsiva y sangrienta. Sin duda, un buen libro que recomiendo al contrario que su versión cinematográfica. La primera frase de la novela es : “Perded los que entráis aquí toda esperanza” pintado en la pared de la Bolsa de Nueva York, un curioso guiño ya que tal frase es extraída de la inscripción que hay en las puertas del infierno en La Divina Comedia de Dante. Bolsa neoyorquina e infierno, una curiosidad que hizo que en mitad de mi adolescencia me topara con Dante de una manera precoz pues supongo que para mí no había llegado el momento adecuado para enfrentarme a tal obra.

Sigue leyendo