Abstracción y lenguaje metafórico

El punto de partida de este post es la función que tiene el lenguaje en nuestra relación con el entorno. Según la teoría cognitiva del significado (Langacker, 1991), nos valemos de determinadas estructuras conceptuales para poder reconocer, diferenciar y comprender tal entorno.

Por ejemplo, cuando yo me encuentro con Ron, el perro de mi vecino, puedo identificarlo a varios niveles: 1) particularmente como Ron (y no como Chak, el perro de mi abuela); 2) como un Bulldog (y no como un cocker inglés); y 3) como un perro (y no como un gato).

Así pues, de una forma más o menos consciente, mi mente dispone de la siguiente estructura semántica:

Sobre este tipo de estructuras podemos hacer las siguientes observaciones:

– El criterio utilizado para su organización es convencional por lo que existen diferentes estructuras igualmente útiles.

– Nuestras estructuras conceptuales están complejamente organizadas en niveles de abstracción.

-En nuestro ejemplo, “Ron” refiere a un perro en concreto (el de mi vecino), mientras que “Bulldog” refiere a una clase, es decir, a un conjunto de perros que se caracteriza por compartir ciertos atributos. Así pues, diremos que “Bulldog” es un concepto de un mayor nivel abstracción que “Ron”.

Algunas propiedades de los conceptos abstractos:

1. Pérdida del referente inicial. Cuando decimos “perro” cada uno de nosotros tiene su imagen mental de perro. Esto se debe a que cada uno de nosotros hemos tenido experiencias diferentes del mundo. No sólo tendré una imagen diferente a la de cualquier otra persona sino que podré relacionar el concepto de “perro” con otras muchas cosas que otra persona no.

Por ejemplo, si yo trabajo en la perrera municipal probablemente tendré una concepción sobre este animal muy diferente al de un criador de perros. Según esto, cuanto más abstracto sea el concepto (p.e. superconceptos como “felicidad”) más difícil –pero no imposible- es hacerse entender concretamente puesto que estos conceptos son producto de un largo y particular proceso de abstracción en el que partimos de nuestra particular experiencia y comprensión del mundo. (Más info aquí)

2. Pérdida de la explicitación de diferencias potencialmente relevantes. En nuestro caso, el caso del Bulldog llamado “Ron”, al referirnos a él solamente como “perro” supondría perder información potencialmente relevante en ciertos contextos (p.e. si buscáramos a Ron sería importante decir que tiene el aspecto de un Bulldog y no el de un perro).

3. Referencia a mayor cantidad de elementos concretos. A mayor nivel de abstracción más elementos concretos (reales) incluidos. Por ejemplo, el concepto de “perro” implica una gran cantidad de seres vivos. En cambio, el concepto de “Bulldog” representa en el mundo un conjunto de seres vivos mucho menor.

Lenguaje metafórico

La producción de conceptos como “perro” resulta de la capacidad humana de abstraer. Esta capacidad, dentro del contexto temporal de la evolución, representa un reciente avance cognitivo. La religión surgió cuando el pensamiento científico-racional -el cual se asegura de no confundir dominios diferentes- todavía estaba asomándose muy tímidamente a la humanidad. El pensamiento basado en la metáfora -que sí confunde dominios- fue en ese momento uno de los motores de la religión y otros tipos de información como la mitología y la poesía.

Los dominios

Pongamos como ejemplo la metáfora “aquel argumento fue su derrota”. Estamos relacionando ámbitos (dominios) diferentes, a saber: el del debatir y el del guerrear.

Entre ambos dominios se establecen relaciones constantemente. Otro ejemplo: “Ataqué a mi adversario con todo lo que sabía sobre el tema”.
Dominios y abstracción

La capacidad abstractiva en las metáforas se muestra por el hecho de que para establecer una relación entre dos dominios tan diferentes es necesario ir a un nivel superior (más abstracto) donde, por ejemplo, “debatir” y “guerrear” compartan propiedades (“confrontar”). Así, en un nivel de abstracción superior donde ocurra esto sólo quedarán las similitudes en detrimento de las diferencias.

Más:

Evolución humana: https://transformandoelinfierno.wordpress.com/2011/05/25/lenguaje-metaforico-y-control-de-instintos/

¿Qué es la ciencia?: https://transformandoelinfierno.wordpress.com/2011/01/28/%C2%BFque-es-la-ciencia/

El proceso de abstracción: https://transformandoelinfierno.wordpress.com/2010/11/18/el-proceso-de-abstraccion/

Advertisements

One thought on “Abstracción y lenguaje metafórico

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s