Sano como un diablo

Hay alguien que llora por las noches,

sobre su cama, sobre si mismo,

derrochándose sin derroche,

desesperado por un mundo acobardadamente materialista.

¡Eres tu, pobre Nietzsche, el fatigado altruista!

.

Compadeces el mundo donde abundas,

el que se te muestra rebelde

como tu realidad moribunda,

como tu identidad, pobre duende verde.

.

Te proyectas a la nausea, a tu suerte.

Esa sucia sombra es en ti

una capa de polvo, de griterío incoloro,

que causa grima, que irrita costras,

hasta cuando es demasiado tarde.

.

Cómo puede tu humildad ser más cruenta

que tus lágrimas, ácidas pordioseras.

¿No lo ves? ¿No te das cuenta?

Estás corrompido,

viscosamente podrido por tu perfección.

.

Puedes someterte a la suerte de un pobre diablo,

así te sientes tú, oh, tierno jugador.

.

Desde la oscuridad serás esa luz

que deslumbrará al que fue Creador.

¡Amarás su destrucción,

adivinarías su ocaso!

Tu sufrimiento te hará sobredivino,

ni Dios tuvo que asear su sombra.

Él no tenia luz que le iluminara

Él es una linda luciérnaga,

Íntegramente apolíneo,

falto de vino,

sin estelas de las que huir.

.

Y ahora recuerda el peso de la existencia.

Deja de llorar y mira tu espada, la ahora hidratada.

Anhela a Penélope, creadora del miedo,

a quien amabas cuando ella no existía

¡Tanto iba a conocer el grito del valiente!

Siembre fue negación,

alejada del santo combatiente.

Nunca esperó mas esperar,

esperaba tu eterno despertar,

infectaba el sueño matinal.

.

¡Detenla con tu grito ahogado!

¡Tu gesto póstumo!

.

Crea, y que tus creaciones

sean de eco tan profundo,

de tan prescindible susurro,

que al vivir en el Limbo nihilista

merezcas ser invocado

como el infante azar,

monarca de la nueva Tierra,

milagro creador de Dios,

conquistador de batalla,

¡Fuerza nómada!

.

No te resignes creador,

¡Crea!

.

Ya eres libre,

tan libre como Dios cuando canta,

tan libre como el pescador de pleamar y luna llena.

.

Bienvenido a este mundo de intensos olores,

querrás resfriarte,

espero que no.

Un comentario en “Sano como un diablo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .