Científicos de Kioto logran descifrar la actividad de la mente dormida

Cuando el sujeto logra dormirse y el ordenador registra su actividad cerebral, los científicos lo despiertan  y le preguntan con qué estaba soñando, y así hasta 200 veces

vw-dali

Los sueños han estimulado la imaginación humana como pocas cosas, tal vez porque cualquier teoría sobre ellos es virtualmente irrefutable. Mensajes adivinatorios del futuro para unos, reverberación interna del mundo según otros y narrativas enigmáticas para el común, los sueños parecen exactamente la clase de experiencia subjetiva que permanecerá siempre oculta, inaccesible al escrutinio público e impermeable a la ciencia empírica. Craso error. La neurología ya está solo a un paso de leer los sueños.

Si es que no lo ha dado ya, porque Yukiyasu Kamitani y sus colegas del Laboratorio de Neurociencia Computacional ATR, en Tokio, han puesto a punto una especie de diccionario que traduce la actividad cerebral de sus voluntarios humanos durante el sueño —el familiar mapa de colinas rojas activas y valles verdes silentes que genera la resonancia magnética— a otro lenguaje muy distinto pero que nos resulta mucho más próximo y fácil de interpretar: la secuencia de imágenes que el sujeto estaba soñando en ese instante.

Los mitos sobre los sueños se deben, en el fondo, a la misma miopía que nos confunde al reflexionar sobre el yo, la consciencia o el pensamiento. Estamos fisiológicamente incapacitados para pensar que pensar es una cosa, una secuencia de coreografías de activación neuronal que pueden detectarse y medirse con las tecnologías actuales de imagen como la resonancia magnética funcional (fRMI). Y por mentira que pueda parecer, los sueños también son una cosa, algo distinta del estado de vigilia pero con muchos paralelos con él. Sigue leyendo

El poder destructivo de las bombas nucleares

explosiones nuclearesHay dos clases de reacciones nucleares: de fisión y de fusión. Las bombas atómicas pueden ser de ambas clases.

En el caso de las armas atómicas de fisión, un neutrón choca contra el núcleo de un átomo (de un elemento pesado como el uranio-235 o el plutonio-239) y lo rompe en dos núcleos más pequeños. Esto hace que salgan despedidos otros neutrones que repetirán este proceso.  Es durante este proceso cuando se libera una ingente cantidad de energía en forma de radiación gamma.

Bomba nuclear de fisión

Sigue leyendo

¿Por qué esta canción es la más relajante del mundo?

“Weightless”, obra del trío británico de ambient, Marconi Union, ha sido considerada, tras un estudio científico, como la canción más relajante que jamás haya sido compuesta.

El tríó británico Marconi Union, por cierto uno de los más refinados proyectos de música ambient de la última década, aprovechó el 2011 para acuñar una pieza que ha sido considerado como el track más relajante que jamás haya compuesto un ser humano. Apoyándose en terapeutas sonoros, sumergiéndose en un arduo estudio de diversas teorías del sonido, y aprovechando su innegable talento para tejer atmósferas con sintetizadores, estos chicos de Manchester crearon Weightless, la cual ha sido considerada como la canción “perfecta” para relajarse. Incluso, esta pieza se incluyó entre los mejores 50 inventos del 2011 por parte de la revista Time. Sigue leyendo

Los 8 tipos de Inteligencia según Howard Gardner: la teoría de las inteligencias múltiples

howard_gardner__inteligencias_multiples¿Qué es la inteligencia según este psicólogo?

La inteligencia es la capacidad desarrollable y no sólo «la capacidad de resolver problemas y/o elaborar productos que sean valiosos en una o más culturas».

La inteligencia no sólo se reduce a lo académico sino que es una combinación de todas las inteligencias. Ser hábil en el deporte o en las relaciones humanas implica unas capacidades que, por desgracia, no están seriamente contempladas en los programas de formación académica.

¿Cómo hizo Gardner para definir estas diferentes inteligencias?

Para definir cada ámbito de la inteligencia, Gardner estudió el desarrollo de habilidades en los niños y la forma en que se descomponían las diferentes capacidades en casos de daño cerebral.

Además, Gardner observó cómo se manifiestaba cada una de las inteligencias dentro de la cultura del individuo.

Los 8 tipos de Inteligencia

La inteligencia se puede agrupar en 8 diferentes tipos: Sigue leyendo

Domesticación o el proceso “metamórfico” de dociliación: el experimento de Belyaev con zorros

Dmitry K. Belyaev fue un científico ruso que a finales de los años 50 decidió estudiar el proceso de la domesticación. Él pensaba que los animales domésticos habían evolucionado por un proceso simple: los humanos habían seleccionado en ellos la docilidad y habían descartado a los animales más agresivos.

Para comprobar esta  hipótesis diseñó un experimento a largo plazo con un animal que hasta entonces no había sido domesticado: el zorro (Vulpes vulpes). Compró 130 ejemplares a una granja peletera y, generación tras generación, seleccionó a aquellos zorros que eran menos agresivos con sus cuidadores.

No obstante, estos primeros animales no eran del todo salvajes, provenían de una granja, así que estaban acostumbrados a vivir en una jaula, no se dejaban tocar y reaccionaban agresivamente hacia los trabajadores del centro.
Sigue leyendo

Diferencias entre hombres y mujeres en lo biológico, social y psicológico (según la psicología evolucionista)

FullSizeRender (1)

.Somos conscientes de que este tema, tal como está planteado, generará inevitablemente discrepancias. Y es que lo políticamente correcto, influido en los últimos tiempos por corrientes del pensamiento tales como el postestructuralismo y el postmodernismo, supone rechazar hablar de diferencias entre ambos sexos que no refieran a razones culturales puramente circunstanciales por lo que el título ya de por sí resultará ofensivo para una porción de la población. Siempre estaremos abiertos a debatir con aquellos que tengan un mínimo de educación y rigor argumentativo. Sigue leyendo

Algunas claves para llegar a ser un científico revolucionario

En posts anteriores exploramos las condiciones para la emergencia de mentes científicas creativas. Primero, exploramos la dimensión epistemológica que nos iba a permitir entender cómo llegamos a conocer algo con garantías (la ciencia desde el mentalismo, proceso de abstracción, el conocimiento científico). Segundo, exploramos la dimensión psicobiológica al adentrarnos en nuestra dimensión primitiva (evolución humana, multidimensionalidad de la naturaleza humana, lenguaje metafórico y control de instintos, inconsciente). Con ello no perdíamos de vista que la actividad del científico está circunscrita por su animalidad. Tercero, exploramos la dimensión psicosocial al adentrarnos en la relación limitante individuo-sociedad a la hora de elaborar conocimiento creativo (cómo se expresan las necesidades primitivas en la sociedad y cómo el creativo las gestiona; la influencia de los grupos sectarios, el ataque al creativo por parte de los mediocres).

Con todo lo anterior estamos en condiciones de seguir. Ahora comprendemos que hay saberes menos inseguros que otros porque han sido bien contrastados (o han resistido falsaciones). Así pues, la cuestión de la verdad absoluta no debe preocuparnos más. Lo único que vale ahora es conocer el mundo donde vivimos (incluidos nosotros), averiguar cómo podemos relacionarnos con él de una forma óptima y, lo que es nuestro objetivo, comprender qué convierte a un científico ortodoxo en revolucionario.

Sigue leyendo

El hipotálamo y la hipófisis

El hipotálamo es una estructura del encéfalo. En particular del diencéfalo (el cual es una subdivisión del prosencéfalo). El hipotálamo, que está encima del tálamo, rodea el tercer ventrículo y se encuentra en la base del encéfalo.

Esta estructura del sistema nervioso central tiene varias funciones.

Por un lado, controla el sistema nervioso autónomo y el sistema endocrino. Por otro lado, organiza conductas básicas para la supervivencia (lucha, ingesta, huida y apareamiento).

El hipotálamo está unido, mediante el tallo hipofisario, a la base de la hipófisis, es decir, está conectado a la glándula endocrina (glándula alojada en un espacio óseo llamado silla turca del hueso esfenoides) y segrega hormonas para regular la homeostasis y la función de otras glándulas del sistema endocrino.

Este control sobre la hipófisis se debe a células especializadas del sistema nervioso –neuronas- llamadas células neurosecretoras. Éstas son producidas por células del hipotálamo y se localizan cerca de la base del tallo de la hipófisis. Su función es estimular a la glándula pituitaria (como también se conoce a la hipófisis) para que segregue sus propias hormonas.

El tallo hipofisario, responsable de la unión entre el hipotálamo y la hipófisis, consiste en un sistema vascular especial. Por un lado, el hipotálamo conecta con la hipófisis anterior (adenohipófisis), la cual produce lutropina, prolactina, somatotropina y otras hormonas. Por otro lado, el hipotálamo conecta con la hipófisis posterior (neurohipófisis), la cual produce oxitocina y vasopresina, entre otras hormonas.