El infierno es bello

Un roce de venas augura mi ocaso,

mis músculos se extravían en contra de un tiempo vago.

Cada día nazco,

pero muero al anochecer por si acaso,

puesto que si fuera libre al pensar,

fuera hueco mi casco,

no abnegaría por un regimiento,

sin instante ni delirio.

*

Enrojecido por el cielo,

saturado de dolor bello por mi derredor,

en constante duda,

atisbando algo cruento y acogedor,

es un recuerdo,

una reminiscencia,

lo que me hace perdedor.

*

Cavernícolas, tengo miedo,

pero reniego a la vez de una solución,

siendo lo último que me acoge,

el flujo, inefable, ávido de mi corazón.

*

maniobras

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.